Áreas de aplicación

Agua potable

Las tuberías de cobre se llevan utilizando desde hace muchos años en las instalaciones de agua potable. ¿El resultado? Instalaciones seguras, duraderas y fiables, que nos evitan problemas y preocupaciones. La fiabilidad del cobre ha sido probada durante muchas décadas por millones de viviendas en las que se han realizado instalaciones de cobre, permitiendo al cobre ganarse una reputación bien merecida como material de referencia.
Más información sobre instalaciones de Agua potable

Calefacción

El cobre es un material ideal para instalaciones de calefacción, gracias a su fiabilidad, seguridad y durabilidad. Con un punto de fusión de 1083ºC, el agua caliente o el vapor no afectan a la forma de los tubos y las altas temperaturas no acortan la vida útil de la tubería y, por consiguiente, de la instalación. Además, el cobre cuenta con una excelente conductividad térmica por lo que es el material más eficiente para los sistemas que dependen del intercambio de calor como en el caso de la calefacción por suelo y pared radiante.
Más información sobre sistemas de Calefacción

Instalaciones de gas

El tubo de cobre en instalaciones de gas se puede usar tanto en interiores y exteriores como en ciertos tramos de tubería empotrada o enterrada, ya que cumple con la normativa vigente y los requisitos de seguridad exigidos para este tipo de instalaciones. Por su impermeabilidad al oxígeno y su resistencia a las altas temperaturas y los rayos ultravioletas es idóneo para montajes en exterior. Además, el cobre es un material incombustible que en caso de incendio mantiene encerrado el fluido que transporta, no emite gases tóxicos y evita la propagación del incendio.
Más información sobre instalaciones de Gas

Solar térmica

Su conductividad térmica, la mejor de todos los metales utilizados en la construcción, junto con su resistencia a la corrosión atmosférica y acuosa, la fiabilidad y sencillez de montaje mediante uniones, su capacidad de soportar altas temperaturas y su longevidad, hacen que el cobre sea un material idóneo para las instalaciones solares térmicas.
Más información sobre sistemas de Solar térmica

Aire acondicionado y refrigeración

Los tubos de cobre se llevan utilizado durante años en todo tipo de intercambiadores de calor como las unidades de aire acondicionado y refrigeración, resultando fundamentales tanto en condesadores y evaporadores como en el resto del sistema. La apuesta por la innovación de la industria del cobre en respuesta a las necesidades del mercado y los objetivos regulatorios, ha modificado los intercambiadores de calor tradicionales para convertirlos en unidades más eficientes, sostenibles y económicas.
Más información sobre Aire acondicionado y Refrigeración

Extinción de incendios

El 80% de las muertes relacionadas con incendios se deben a la inhalación de los gases tóxicos que se producen en el incendio. El tubo de cobre no emite humo, ni partículas tóxicas y no desprende gotas incandescentes que ayuden a propagar el incendio en el edificio. Prácticamente sin necesidad de mantenimiento, el cobre ofrece años de servicio sin problemas, convirtiéndolo en el material de elección para sistemas de rociadores automáticos contra incendios en la vivienda y otros edificios.
Más información sobre sistemas de Rociadores automáticos

Gases medicinales

El cobre, gracias a sus características físico-químicas, es un material particularmente indicado para los tubos utilizados en la conducción de gases medicinales en hospitales, como el oxígeno, el óxido nitroso o el aire comprimido medicinal, así como para las instalaciones de vacío.
Más información sobre instalaciones de Gases medicinales

Share >