Agua potable

Beber, cocinar, lavarse los dientes, tomar una ducha o un baño… la cantidad de agua que consumimos variará en función de nuestros hábitos, pero normalmente serán  decenas de litros al día por persona. Muchos litros de agua como para no tener en cuenta la calidad de los sistemas que los transportan.

Las tuberías de cobre se llevan utilizando desde hace muchos años en las instalaciones de agua potable. ¿El resultado? Instalaciones seguras, duraderas y fiables, que nos evitan problemas y preocupaciones. La fiabilidad del cobre ha sido probada durante muchas décadas por millones de viviendas en las que se han realizado instalaciones de cobre, permitiendo al cobre ganarse una reputación bien merecida como material de referencia.

lavatory.jpg¿Cuáles son los requisitos exigibles a un buen sistema de tuberías?

  • Excelente en sus propiedades mecánicas
  • Resistente al fuego y no inflamable
  • Resistente a temperaturas y presiones elevadas
  • Impermeable a agentes externos
  • Duradero y resistente al paso del tiempo
  • Uniones estables y seguras
  • Que cumpla las normas de calidad vigentes
  • Reciclable y sostenible

En el caso de las instalaciones de agua potable, las tuberías deben tener otra característica fundamental: proteger la salubridad del agua y no alterar su calidad lo que, en otras palabras, significa la protección de la salud.

El cobre: natural y protector de la salud

En este sentido, el cobre ofrece algo más: es el único material para tuberías que es antimicrobiano de forma natural, ayudando a reducir el riesgo de proliferación de bacterias patógenas presentes en el agua como la Legionella. No es casualidad que algunos hospitales, para proteger la salud de sus pacientes hayan optado por una instalación de cobre para la red de agua sanitaria.

Además, el cobre es una material totalmente natural: los tubos de cobre no contienen aditivos, ni otras sustancias artificiales que puedan migrar al agua de consumo humano. Del tubo de cobre lo único que puede migrar al agua es cobre que, conviene recordar, es un oligoelemento esencial para gozar de buena salud. De hecho, todas las personas necesitamos ingerir diariamente pequeñas cantidades de cobre que podemos obtener de una gran variedad de alimentos como la leche, el pan, el chocolate o los cereales.

El cobre es también impermeable al oxígeno y agentes externos, evitando que malos olores y otras influencias perturbadoras puedan entrar en el sistema de tuberías y perjudicar la calidad del agua.

Share >