4. Antimicrobiano y protector de la salud

El tubo de cobre es el único material utilizado en fontanería que es, de forma natural, antimicrobiano e higiénico siendo una excelente elección para las instalaciones de agua de consumo humano.

Incluso antes de que se descubrieran microorganismos como las bacterias, los egipcios, griegos, romanos y aztecas utilizaban el cobre para curar el dolor de garganta y las irritaciones de la piel, así como para la higiene diaria.

En las instalaciones de agua para consumo humano, diversos estudios han confirmado que los tubos del cobre reducen la formación de la biocapa (una capa de microorganismos que se forma en el interior de las tuberías de agua), y minimizan el riesgo de proliferación de bacterias patógenas como la Legionella.

10-good-reasons-4.jpg

Share >